martes, 20 de noviembre de 2007

¿Por qué no se ahogan los peces?


Los peces son animales vertebrados y acuáticos, viven bajo el agua.
El cuerpo de los peces es muy curioso: está cubierto de escamas (para protegerlo), sus extremidades son aletas (para facilitar la movilidad y el desplazamiento) y su esqueleto es muy sencillo; todo esto es debido a su adaptación al medio donde vive, claro está.


El que los peces puedan respirar bajo el agua y no se ahoguen es debido a las branquias, su órgano respiratorio adecuado a su hábitat natural: el agua.

De esta manera, aunque también respiran oxígeno, como nosotros o los animales terrestres, ellos lo hacen a través del agua, no del aire. Para esto les ayudan las branquias, órganos externos que son el sustituto de nuestros pulmones.

Las branquias son dos aberturas que poseen los peces a cada lado tras la cabeza: son las responsables de capturar el oxígeno del agua hacia el torrente sanguíneo del pez, mediante un proceso llamado difusión, en el cual se reduce la cantidad de oxígeno del agua para que llegue al organismo del pez y éste mismo lo reparta.


Para poder ver en un entorno muy similar al suyo a los peces podemos visitar un Acuario, en el que hay muchas especies diferentes, cada una en una zona que asemeja su hábitat natural. Casi hay 30.000 especies de peces.

También es muy normal ver en las casas, peceras o pequeños acuarios; hay que seguir los consejos de un experto para que los peces estén bien alimentados y con agua renovada (hay que cambiarla cada cierto tiempo), así como bien iluminado y limpio.



Artículos relacionados:

Add to Technorati Favorites