domingo, 18 de noviembre de 2007

¿Por qué enfría el frigorífico?


Los frigoríficos, también llamados neveras o refrigeradores, son electrodomésticos más usados en el mundo que nos hacen la vida más fácil, ya que nos ayudan a mantener los alimentos y las bebidas frías.

También dispone de congelador, el cual permite congelar los alimentos para poder comerlos un tiempo después, sin que hayan perdido su sabor ni propiedades ya que a partir de -7º no hay bacterias que puedan estropear los alimentos.

Es un aparato que está encendido las 24 horas del día, durante una media de unos diez años.



El frigorífico puede enfriar debido al circuito de refrigeración del que está compuesto, que se basa en dos fenómenos físicos: condensación (convertir gas a líquido) y evaporación (convertir líquido a gas):

el frigorífico funciona con corriente eléctrica, que hace trabajar el motor (motocompresor) que acciona el circuito, enviando el gas refrigerante al condensador; este condensador (está en la parte exterior y posterior del frigorífico) convierte el gas en líquido y tras ser sometido a cierta presión, pasa al evaporador (en la parte interior del frigorífico), donde el refrigerante líquido absorbe el calor de los alimentos y bebidas y se vuelve a convertir en gas; el motor aspira este gas y el circuito comienza de nuevo.


El termostato es el encargado de mantener los alimentos y las bebidas a temperaturas entre 0º y 6º.

Antiguamente, para poder conservar los alimentos durante más tiempo se usaban las llamadas fresqueras, o neveras (de ahí viene su nombre): una tipo de armarios donde se guardaban los alimentos y encima se ponía una buena cantidad de nieve.
Más adelante se comenzó la fabricación industrial de hielo que sustituyó a la nieve, y el armario comenzó a ser metálico y mejor aislado para conservar mejor el frío.

En el año 1.784 William Cullen construye la primera máquina para enfriar, pero es en 1.927 cuando se comienzan a fabricar los primeros frigoríficos.


Artículos relacionados:

Add to Technorati Favorites