domingo, 4 de noviembre de 2007

¿Por qué sudamos?

El sudor es un proceso fisiológico completamente normal y esencial para el cuerpo humano, que regula la temperatura del mismo. Además elimina toxinas y protege la piel.

El cuerpo humano posee más de tres millones de glándulas sudoríparas repartidas, sobre todo, en las axilas, palmas de las manos, en las suelas de los pies y en la frente. Existen dos tipos de glándulas: las llamadas apocrinas y las ecrinas.

Así, es el cerebro el que junto con el sistema nervioso manda la señal a las glándulas sudoríparas para que comiencen a segregar sudor.

Y... cual es la causa de que sudemos?

Podemos distinguir dos tipos de sudor: el físico y el emocional.
El sudor físico se produce porque el cuerpo eleva su temperatura y necesita refrigerarlo; aquí forman el sudor las glándulas ecrinas. Hay diversas causas para que esto ocurra:

  • ejercicio físico, por ejemplo cuando corremos.
  • comer algo caliente.
  • entrar en ambientes muy cálidos, por ejemplo una sauna.
  • la fiebre también provoca sudor.
El sudor emocional está provocado por situaciones como el nerviosismo antes de una entrevista o examen, miedo o vergüenza. Este sudor lo forman las glándulas ecrinas y las apocrinas y debido a esto es característico el olor más desagradable.

El sudor es en un 99% agua y otros componentes químicos del cuerpo humano, como sodio, potasio, cloro y calcio. Es incoloro y su sabor es ligeramente salado.

En un día normal, podemos sudar hasta un litro, pero si realizamos algún ejercicio físico, esa cantidad se puede multiplicar hasta los 10 litros en condiciones muy extremas.



Hay un trastorno del sudor que se llama hiperdrosis; éste consiste en una sudoración excesiva y tiene un tratamiento específico para quien lo padece.

Lo normal es que usemos desodorantes después del baño o la ducha, que dejan una sensación fresca y perfumada.


Artículos relacionados:

Add to Technorati Favorites