lunes, 10 de diciembre de 2007

¿Por qué nos ponemos morenos?


En cuanto llega el buen tiempo y el sol brilla con más fuerza, es muy habitual tomar los baños de sol, para broncearnos la piel; estéticamente una piel bronceada es sinónimo de relax, vacaciones y a la mayoría nos gusta lucir una piel morena.

¿Por qué nos ponemos morenos?

En realidad el bronceado es un mecanismo de defensa de nuestra piel. Cuando los rayos de sol inciden directamente sobre nuestra piel, ésta hace de filtro de los llamados rayos ultra violetas (UV).

Cuando los rayos ultra violetas penetran en nuestra piel, ésta genera una sustancia llamada melanina, un pigmento producido por unas células llamadas melanocitos. Esta sustancia filtra las radiaciones ultravioletas que pueden dañar nuestra piel.
Así, la melanina oscurece nuestra piel, dando como resultado el bronceado que todos conocemos, como protección para evitar daños ante el sol.

La generación de melanina depende mucho del tipo de piel que tenga nuestro cuerpo; existen diferentes fototipos de piel, desde el fototipo 0, de piel albina, muy sensible, pasando por el fototipo 4, de piel mate que se broncea enseguida con un cuidado básico y llegando hasta el fototipo 6, de piel muy morena que se broncea muy fácilmente.

El consejo más habitual es tomar el sol los primeros días con muchísimo cuidado, siempre con una crema protectora (aplicando cada 45 minutos) con un factor alto y acorde a nuestro tipo de piel y durante poco tiempo los primeros días.

También es importante el evitar las horas de máximo calor y sol, es decir al mediodía.

Hay que tener mucho cuidado con los niños pequeños y los ancianos, ya que el sol les afecta con mayor rapidez.


Hoy en día es muy común el tomar el sol previamente en los llamados "solarium", (de los que convienen no abusar), máquinas que generan rayos ultra violetas y que en sesiones de pocos minutos permiten a nuestra piel generar melanina para prepararla antes de los baños de sol en playa o piscina.

Como siempre, mucho cuidado con el sol, nuestra piel es muy sensible y hay que mantenerla sana.


Artículos relacionados:

Add to Technorati Favorites