jueves, 13 de diciembre de 2007

¿Por qué se forma la niebla?


La niebla es un fenómeno meteorológico que consiste en la formación de nubes muy bajas, en contacto con el suelo o a poca altura. Estas nubes están formadas por innumerables gotas de agua tan diminutas que pueden quedarse en suspensión.

La niebla lleva asociada siempre una fuerte reducción de la visibilidad, de forma que, por ejemplo en la montaña es difícil orientarse. Puede llegar a reducir la visibilidad hasta menos de un kilómetro, condición muy peligrosa para conducir, navegar, excursiones de montaña, donde la brújula o el GPS se hacen muy necesarios.

La niebla se forma porque al evaporarse la humedad del suelo, por ejemplo cuando ha llovido, provoca el ascenso de aire húmedo, que al entrar en contacto con corrientes de aire frías, lo condensa, dando como resultado la aparición de estas nubes bajas.


La niebla produce una sensación de frío y humedad considerables y en ocasiones llega a mojar. Al reducir tanto la visibilidad causa el cierre de carreteras y aeropuertos, ya que en ocasiones la visibilidad es nula.




Otros fenómenos parecidos a la niebla son:

  • la neblina: también se forma por la condensación de vapor de agua, pero afecta menos a la visibilidad, ya que la reduce a distancias de entre 1 y 5 kilómetros.
  • la bruma: consiste en la suspensión de partículas muy pequeñas (no agua) en el aire, que no son perceptibles. La visibilidad se reduce a partir de 5 kilómetros.


Artículos relacionados:

Add to Technorati Favorites